martes, 22 de enero de 2008

Rascame Desesperadamente

Unos días de vacaciones en casa, y me esperaban un montón de cosas para acomodar. Esas del tipo: "mañana las arreglo"... Que casualmente estaban así desde hace un año, por lo menos.

Ayer, entre arreglo de camas, ropa, lavadas de rincones olvidados, remoción de mugre añeja, me agoté, así que hoy me lo voy a tomar con mucha calma.
Empezando por levantarme tarde, desayunar pausadamente y finalmente hacer un post que hace días que no publico.

...

De chica, muy chica, mi abuelo deliraba porque le rascara la espalda.
Cuando todavía mi fobia me permitía hacer de nieta solícita, le preguntaba:

- ¿Tanto te gusta que te rasquen?
- Sí, mijita. Me encanta.-
Me decía con mirada suplicante.

Y era lo mismo si era la espalda o la cabeza. Se acomodaba cómodamente en un sillón, ponía cara de placer, y se dejaba rascar todo lo que mi hermana y yo aguantáramos. Si era por él, se pasaba horas tanto encorvado para adelante o con los pelos revueltos.

Luego de cierto tiempo de "rasquiña", como le decíamos, llegó a ser una pesadilla que tomaba cada día dimensiones de fobia.

Cuando se percató que sólo por ser "buen abuelo" para que lo rascáramos, no alcanzaba, la oferta comenzó a subir:

- Te pago un N$ 1 (Nuevos Pesos uno, moneda vieja en Uruguay), si me rascás un minuto en-te-ro.

Era mucha plata para alguien de siete u ocho años, que sólo tenía que rascar un minuto en-te-ro.

Pensaba: - ¿Qué es un minuto en un día? Nada...
Pero eran los minutos más largos de la historia. Cada segundo eran como tres segundos contenidos en uno... Insoportable.

Mis primeras ansias de trabajador asalariado, rápidamente se fueron al demonio, y no había Cristo que me hiciera rascar ni la espalda ni la cabeza de mi abuelo.

A mí hermana le pasó igual, pero ella era más condescendiente porque es de las que sufre de ese mal...

Desde siempre, el Cuervo con ojitos tiernos me pide que le rasque la espalda, pero yo ya no puedo. Le tengo fobia.

Y sigo sin entender cómo hay gente que le gusta que le rasquen la espalda...
...

Dejo una canción que le provocó ojeriza a pobre mi hermana hace unos 12 o 13 años, de todas las veces que la escuché , jeje.
Pero a mí me sigue gustando, Desesperada de Marta Sánchez...


DESESPERADA
Marta Sánchez

Soy una mujer normal,
Una rosa blanca de metal
Pero en este amanecer
El dolor me vuelve de papel.
Camino bajo el sol
pero es invierno en mi corazón.
Así estoy yo...

Desesperada
Porque nuestro amor
Es una esperanza que un ladrón robó.
Desesperada
Porque ya no sé
Dónde está mi sueño
Ni por qué se fue.
No tengo a donde ir,
sin tí.
Solo puedo repetir,
Desesperada.

Pero tengo que seguir,
Queda mucha vida por vivir en mí,
Y de pronto llegará
Un amor que no se marchará jamás.
Seré feliz con él
Y en su mirada yo me perderé
Y no estaré...

Desesperada
Porque nuestro amor
Es una esperanza que un ladrón robó.
Desesperada
Porque ya no sé
Dónde está mi sueño
Ni por qué se fue.
No tengo a donde ir,
sin tí.
Solo puedo repetir,
Desesperada.

Pero tengo que salir de aquí,
tengo que escapar al fin
de tí, de mí
y dejar la oscuridad
sepultada en la profundidad
del mar. Camino bajo el sol
pero es invierno en mi corazón.
Así estoy yo...

Desesperada
Porque nuestro amor
Es una esperanza que un ladrón robó.
Si, si, si. Desesperada
Porque ya no sé
Dónde está mi sueño
Ni por qué se fue.
No tengo a donde ir,
sin tí.
Solo puedo repetir,
Desesperada.


Get Your Own Player!

7 están más cerca del alfajor:

chicosoquete dijo...

para eso en casa tenemos una manito que oficia de rascadora de espalda mi primito facundo que tiene 2 le ancanta ir uno por uno rascandonos con la manito, pero le horroriza rascarse él, o que nosotros lo rasquemos.

YosoyineS dijo...

Que no quieras rascar a nadie por la espalda porque te trae fobis, se entiende.

Pero que te guste Marta Sánchez es imperdonable :P

Besotes!

Eugenia dijo...

Desesperada: durante años fui célebre por cantar cualquier cosa en lugar de la letra de las canciones, aun en español.

En desesperada cantaba "nuestro amor es una esperada que un ladron robó" como que le hubiera robado la paciencia, no se bien.

Cuando me corrigieron, el robo habia sido de una esmeralda. Si ahora es la esperanza, yo renuncio a cantar como la gente.

Bichicome dijo...

Que tema el rascarse... Por plata vaila el mono no..

Mistique dijo...

[DB]chicosoquete:
Jejej, mi abuelo (el protagonista y generador de mi fobia), cuando liquidaba alguna gallina o un pollo para el puchero, nos jorobaba con las patas para que hiciéramos un rascador.

Humor negro el del veterano...

Facundo es de los míos. No me gusta que me rasquen tampoco...
Besote...

[DB]inés:
Jajajajajajja!!
Es que esa canción la recordábamos con el Cuervo hace unos días, y se me antojó ponerla. Eran unos días complicados aquellos y Desesperada, era como me sentía... Tan fea te parece?
Es pegadiza...jeje.
Besotototes desesperados.

[DB]eugenia:
Vos sabés que buscando la letra, me encontré con la palabra "esmerlada" en vez de la "esperanza" en varios lados?
Se ve que no sólo te confundiste vos, jejejeej.
Yo canto cualquiera también, y al tiempo de cantarla mal, me cuesta horrores corregirla en mi mente.
Beso.

[DB]bichicome:
Yo ni por plata rasco... es fobia aguda, extrema...
:)

Don Atealgo dijo...

Yo escucho esa canción y me acuerdo de un video de Olé Olé que pasaron en la Revista Estelar... ja ja ja... y Marta en minifalda y remera ajustada de color verde....

Mistique dijo...

[DB]Donate:
Jeje, yo recuerdo que lo único que no parecía, ni en los videos ni en las presentaciones en vivo, era desesperada de amor... y que llamaba la atención el atuendo ligero y exhuberante con el que estaba vestida siempre.

Muy atractiva la petisa.
Besote.

Publicar un comentario