martes, 15 de enero de 2008

La Playa y Yo

Me han dicho varias veces en lo que va del verano: “Ché, a ver cuándo te bronceás un poco”. Esto me provoca automáticamente, una irracional sensación de fastidio.

No es que ignore que me queda bien el color tostado en la piel, sino que me recuerda el proceso realmente incómodo y absurdamente doloroso que tengo que pasar, para lograr estar “negrita”.
Achicharrarse al sol, sintiendo cómo me caen las gotas de sudor. Contar los interminables minutos que pasan, y repetirme a mí misma: “¿Ya estará? ¿Será suficiente?” Mi impaciencia casi siempre gana por goleada y desisto al poco rato. Si logro doblegarme a mí misma y aguantar, voy a pasar incómoda unas cuantas horas a partir de la noche. Si no más…

No sé porqué, pero desde los 20 años dejó de provocarme pasión la playa. De niña iba todo el verano a Pocitos. Nos llevaba religiosamente Daniela, una amiga de mi madre, que iba con sus 5 hijos más mi hermana y yo.

Y eso que no es lo que es hoy. Entre la resaca repugnante y las emisiones del colector, que hoy descarga muy lejos de la orilla, había días que era una verdadera porquería. Pero así y todo, me encantaba ir. Estaba lleno de gente y de colibacilos, pero no me importaba. Disfrutaba como loca.

Como cuando iba con mis abuelos a Parque del Plata, o garroneaba unos días en el rancho de San Luis de mi amiga Andrea. Ahí también las horas que nos pasábamos al sol o en la playa, eran muchísimas para mi tolerancia actual.

Ojalá volviera a sentir ese placer de estar al sol, de sentarme horas y horas en la orilla a hacer castillos y sirenas de arena. Coleccionar piedras y caracoles sin más preocupación que estar pendiente de la hora de ir a almorzar, percibiendo el olor a mar mezclado con bronceador. La magia de estar en el agua hasta que los dedos te quedaran arrugados. Hacer vueltas carnero o paros de mano hasta marearte. O ya en el colmo del cansancio, con los ojos irritados de la sal y el yodo, sólo tener fuerzas para a hacer la plancha meciéndote con las olas...

Ojalá…

Bueno hoy la música viene de la mano de Talk Talk, “It´s My Life”.-


Get Your Own Player!

15 están más cerca del alfajor:

Bichicome dijo...

anda a achicharrarte que me dijeron que el cancer de piel esta de para bienes, es lo que se usa en Europa :P

Eugenia dijo...

También odio tomar sol.
- Porque no vas a la playa y agarrás un poquito de color en la cara? dice mi madre.
- Porque estoy de vacaciones, mami.
Ella no entiende esto del oficio de la marinería.

mariopn9@gmail.com dijo...

Muy bueno el blog

Saludos

YosoyineS dijo...

El tomar sol es secundario, la joda de todo eso es ponerse a charlar con alguien, y cada 20 min, media hora, ir a bañarse al aguita pa refrescarse :D

Besotes!

Fonzi dijo...

Yo tambien era fana de la playa , el sol , las olas y el surf...
Hasta hace unos 5 años que me vino una extraña alergia al agua fria , por lo que tuve que dejar de surfear e ir a la playa.
Adios a aquellas tardes hermosas de Atlantida y La Paloma en donde corria olas ........
Esto de irse poniendo viejo me jode...... :( !

Mariolo dijo...

A la flauta, este es uno de esos post donde uno se reconoce ...."viejo".
Cuando chico era ir a la playa, a la Malvin, casi todos los días con mis primos.
Ahora en casa le hacemos honor al apellido y somos como la leche (yo soy el que tiene algo más de color por andar en la calle, asi que andá fijándote, jaja).

Creo que está beno tener algo de color, pero ser una pasa, como muchas que veo, que se pasan al sol y con apenas 20 años estan mas arrugadas que una abuela.

Que buen tema pusiste, Bruja ..


Beso y cuidado no te filmen de nuevo ...jajajaja

Lauri dijo...

bueno,,, acá viene la contra,

AMOOO TOMAR SOL, pasarme hoooras untándome bronceador, poner la reposera directamente proporcional al sol, cazar el libro que esté leyendo en el momento y esperar que las horas y el sol quemen completamente mi piel,, soy de las que lleva la silla hasta la orilla y mete los pies en el agua,, de las que me voy corriendo la malla para quemarme completa sin marcas,,,

de las que voy temprano pero vuelvo a la hora de almorzar y regreso onda 17 para seguir con el mate y los biscochos disfrutando más de la playa y del bronceado,

de las que vuelvo NEEEGRA a reintegrarme,,,

en fin,,,

AMO EL SOL,,,

es más ya me dieron ganas de irme ,
voy contando , faltan 16 días y me voy de licencia,
eso si, castillitos de arena y eso me embolaron siempre pero para que la niña no se me aburra mucho termino haciendolos con piedritas y todo,,,

pero hay gente para todo (diría Dalma,, )

veroblog dijo...

te recontra banco con este post brujis, a mi me pasa lo mismo!

mi hermano el otro día me vio y me dijo
- “tas tomando sol en el sótano o dormís adentro de un tubo luz?” con eso te digo todo

el finde fui para Atlántida, y como de mañana había mucho viento, me quedé con la niña en la piscinita en el fondo y dije me voy a exponer directamente al sol, pero fue imposible
- mami traeme un bizcocho, mami tengo frío, mami quiero hacer pichi, mami mami mami mami
es mi destino ser blanca papa (no me gusta como suena el blanca teta ;P)

saluditos

veroblog dijo...

Aunque reconozco que un bronceado saludable nos queda bien a todos!

Cuervo Negro dijo...

Me rompe soberanamente las pelotas:

1- la playa
2- la gente que va a la playa
3- los molestos en la playa que se te ponen a 1 metro con toda la playa vacía.
4- los que hacen picnic en la playa y llenan todo de papelitos y cáscaras de bananas.
5- los que se hacen los deportistas en la playa y durante el año no corren ni el bondi.
6- los que se llevan la spica y me ponen música plancha al palo.
7- la arena
8- el agua marrón.
9- las agua vivas
10- volver de la playa.
11- el sol achcicharrante.
12- llevar sombrilla.
13- los nenes que tiran arena... incluído los míos.

Pero creo que más me rompen las bolas los nenes en casa preguntando cada dos segundos... hoy vamos a la playa????... con sobredosis de hiperactividad, por eso todos los puntos anteriores se anulan y ganan los borregos... así que soy un neurótico en la playa a diario...

Saludos

Don Atealgo dijo...

Estupendo tema y que banda... ah...

:)

Mistique dijo...

[DB]Bichicome:
jejej, es mi excelente excusa para reducir las visitas obligadas que tengo que hacer con los chiquilines.
Voy derecho a ser blanca como una geisha...:)
Beso.

[DB]eugenia o eu (genia!):
Es dura la incomprensión materna!...:)
Beso.

[DB]mariopn9:
Gracias por pasar.
Saludos.

[DB]inés:
Fa... puede ser que si me enfrasco en una charla se me pase volando el tiempo, pero lo pantoso es cuando te ponés que boca arriba, que boca abajo para quemarte, GRRRRRR!!! Lo odio!
Besotototes.

[DB]fonzi:
Qué épocas. Lo que yo quisiera es volver a sentir ese gusto por la playa, o más concretamente: desear ir... cosa que no me pasa en absoluto.
Besotes y ché, viejos son los trapos!

:)

[DB]Mariolín:
OTRO que se dice viejo!!! NO me jodas! Creo que ha influído mi desagrado, el que el sol está más bravo. Yo no recuerdo casi en mi infancia ninguna insolación o quemadura como se ven hoy día. Calculo que eso influye.
Comparto que es un factor decisivo en el envejecimento que te produce en la piel... buuuuuuu!

Temazo! Mark Hollies tiene una voz única, que ya al primer acorde lo sacás que es él el que canta. Notable y terrible letra.
Ché, gracias por pasarme ese video de que me calaron en México volando por Monterrey... Ya no se puede ni pasear, ni asustar policías tranquila!
Besotes a vos y a la barra!!!

[DB]lau:
Vos tenés pinta de que te gusta lagartear al sol... jejej.
Me encantaría sentir eso que sentís vos por la playa.


NEGRAAAAAA!!!!!!
Besotes!

[DB]vero:
Graaaaciasss, sos de las míaaaaas!
Blanca papa nunca, blanca geisha que es más cool.
Besotes!

[DB]vero2:
Sí, pero te envejece la piel..:)
Beso.

[DB]Cuervo:
Secundo en todo lo que pusiste, y si me banco la playa el poco rato que voy, es por las mismas razones que exponés acá.
MUUUAAACK!

[DB]Donate:
Estupendísimo y tremenda banda.
Besotes.

chicosoquete dijo...

yo cuando era chico me tenían que sacar rezongando del agua, ahora estoy un ratito y me aburro.

Renton dijo...

Yo soy anti-playa y por suerte me mantengo en mis trece y no voy ni a la de tres.

Seguramente cuando tenga família propia tendré que pasar por lo que sufre el pobre Cuervo Negro, pero por ahora... ahhh, nada de arena entre las pelotas.

:D

Mistique dijo...

[DB]chicosoquete:
Jejeje, igualito igualito a mí.
Beso!

[DB]Rents:
Ya te veremos con los baldecitos, las palitas y las regaderas, rumbo a la playa.
Y obvio, que se te va a meter la arena por todos lados, no te vas a salvar!
Besote.

Publicar un comentario