domingo, 6 de mayo de 2007

Delirios otoñales

Estamos a mediados de otoño.
Ya tenemos que empezar a abrigarnos más y prender estufas. Hojas caídas en los jardines y árboles vestidos de rojos y amarillos, son un clásico en el paisaje.
Donde vivo, para muchos, es una de las estaciones más lindas. Será porque la temperatura aún es tibia a veces, y porque dado que es un balneario, nuestros "visitantes" ya no concurren tan asiduamente como en primevera, o más aún, en verano. Así que tenemos a nuestra ciudad jardín para disfrutar a nuestras anchas.

Pero a mí no me convence.
De por sí, el otoño me parece abrumadoramente triste. Acá o en la capital. Mucho más que el invierno, porque éste no está disfrazado de colores ni de falsos veranos. En invierno hace frío y punto. El aire te congela hasta los huesos. Los días son grises sin vuelta. Y tiene algo insuperable, que es que después viene la primavera... la mejor estación del año...

Pienso en las sensaciones que esta época me despertaba de niña. El olor a maní y garrapiñada en el aire. Las hojas quemadas, de los montoncitos que humeaban lo que rastrillaban pacientemente los jardineros. La humedad y sus aromas. Tristeza...

Cuando nos volvíamos de un fin de semana de afuera, y nos adentrábamos en Montevideo, se recrudecía esa sensación de pena que se mezclaba con los infinitamente más sórdidos olores y colores que percibía. Será que mi infancia se mezcló con ausencias irreemplazables. Será que odiaba vivir en un apartamento interior en el centro, donde todo era asfalto, cemento o algún material de construcción. O mi escuela, un edificio tremendamente enorme donde todo era blanco y negro, no tenía vista desde ninguno de los salones de clase hacia un árbol (llámense los plátanos ya pelados que rodeaban la manzana).

Con los años, he aprendido a manejar esa tristeza que me despierta el otoño. Pero me doy cuenta que es algo que me impongo "manejar", que no se ha ido de ahí.

Y aparece cada otoño y no tiene mucha explicación.

11 están más cerca del alfajor:

lokotuna dijo...

Lo que me parece que a usted no le gusta el otoño porque tiene que usar la escoba para barrer hojitas en vez de para volar, no?

Pero además, no le gusta ese despliegue de colores otoñales en las hojas de los árboles? seguro que si.

La brisa matinal de otoño tiñendo de rosa los blancos pómulos de su cara, mientras va a la parada del ómnibus?... una cagada no?

En fin, a mi me gusta el otoño, tiene lo suyo como cualquiera de las otras estaciones, lo que pasa es que el otoño tiene la tarea más complicada de todas... despedir al verano.

besos

Mistique dijo...

Lo de la escoba...te estás pasando...ehhhh!!!

Los colores son lindos, pero más allá de eso, es en el resto de las cosas que hay un ambiente tristón...

Besos

Merchu dijo...

este señor tiene algun problema con las brujas!!! que no se olvide que ahora va a tener que pelear contra tres y no una como estaba acostumbrado....¡pómulos teñitos! la verdad que con el frio que hace de mañana los pómulos no se toman en cuenta... solo que llegue el bus rápido
Lokotuna segui criticando cine...que de piropos...mmmm dejala ahi porque te vas a quedar hecho sapo....

Mistique dijo...

Grande negraaa!!!!
Él es buenito, zoquete, pero buenito.

Besos.

SkyZo dijo...

zas!, salió patoteada con fritas.
Loko, ojo con el brujerío que se pudre todo.

Haciendo un giro de 360 grados en el comentario...

Yo me quedé enganchado con la garrapiñada...
Que ganas de comer garrapiñadaaaaa!!!


Sobre el otoño, no me parece que sea triste, es más, viene todo el chucu de la estufita y tal que no está nada mal.
Los nenes a la escueeeelaaaa, se van los turistas plomos, que más?

Obviamente la primavera es mejor (las mejores cosas pasan en primavera =P ), pero el otoño no está malote.

Lo único absolutamente anticool es que se me inunda el fondo y se me llena el porche de hojas.

Arriba ese ánimo bruja, ya falta menos para el invierno, así no tenés que "manejar" la tristeza otoñal (ojo no la choques).

Salú
Eu

SkyZo dijo...

"El que es capaz de sonreír cuando todo le esta saliendo mal, es porque ya tiene pensado a quien echarle la culpa."

jajajajajaja
me descubrieron !!!!
jajajajaajaj

Ta buena esa =P

lokotuna dijo...

Claro Neeger, en usted los pómulos teñidos se aprecian menos... por aquello de la pigmentación de la piel... bye bye

lokotuna dijo...

No se preocupe Skyzo, con eso de la patoteada, perro que ladra... hace refuerzos... que es lo único que he visto hasta ahora, se ve que los hechizos de mis cuñadas las brujas viene sin manual de cocina... de repente una vueltita por el Crandon no estaría nada mal...

Mistique dijo...

Negra, han llegado las invasiones bárbaras...

SkyZo, un día de éstos hacemos garrapiñada. Para las brujas es una especialidad (entre otras cosas).
¿Qué le voy a hacer si no me gusta el otoño?
Le agradezco las palabras de aliento. Merci. (Y que viva la primavera!!!)
Sobre la frase... sí que está buena....jeje

Lokotuna, tenga ojo... Mire que sus cuñadas pueden convocar a los magos del pacto infernal, y se le va a complicar...

Beso

lokotuna dijo...

Mire Bruja, seamos realistas, si las otras brujas convocan a los brujos de pacto infernal, no va a ser para pelearme, le puedo asegurar que se van a olvidar de mí...

besos

Merchu dijo...

se ve que no conocen el poder aun... pero bueno que no digan que no les advertimos...
Con respecto a mis pomulos... abracadabra.... (contame despues que te paso)
Garrapiñada... mi especialidad... cuando quiran les doy clases...
No soy amiga del crandon ya que las brujas tenemos nuestras propias recetas... ya vas a conocerlas....

Publicar un comentario